Biblioteca en Villaverde

Villaverde

Cliente

Público

Ubicación

Madrid

Proyecto

2018

La nueva Biblioteca Municipal de Villaverde ha de actuar como catalizador del barrio y erigirse como infraestructura y soporte de la política cultural del barrio. Ha de representar un lugar para el encuentro y las actividades colectivas y ha de estar en sintonía con el barrio.

Se plantea un nuevo modelo de Biblioteca con una clara función social y de apoyo a la autoaprendizaje y la formación y será un aliado de la igualdad.

Sustentada en los principios de flexibilidad espacial y de uso, accesibilidad y de vínculo estrecho con los espacios exteriores, se plantea un edificio compacto con una distinción clara entre la zona de jóvenes y la de adultos, materializada en dos volúmenes diferenciados y articulados por un acceso central por la calle Miguel Rosales. Ambos volúmenes se abren a sendas plazas y quedan activados por el plano de cubierta, la cual se concibe como una zona estancial capaz de albergar distintos usos ligados a la representación y el descanso, al tiempo que resolver la integración del equipamiento de las instalaciones.

El programa dotacional se articula en base al concepto tipificado por Adolf Loos como Raumplan o planta espacial, en donde los espacios se suceden de forma fluida a través de rampas y plataformas, y generando un recorrido en espiral que culmina en la cubierta –graderío abierta al cielo.

Se plantea una volumetría compacta que busca tener la presencia urbana rotunda, clara y que sirva de transición entre las escalas mencionadas.

La cualificación entre biblioteca de jóvenes y la de adultos se expresa en la envolvente de fachada ventilada con listones cerámicos, cuyo distinta color y graduación expresan también el carácter lúdico y fluctuante, activado por la iluminación interior.

Se concibe también una Biblioteca jardín con una masa vegetal presente en las dos plazas vinculadas a la zona juvenil y de adultos y en la fachada sur y norte del proyecto, en la cual se integran unas franjas de plantación lineal en el nivel del sótano.

La vegetación aparece también en la cubierta, desempeñando también un papel bioclimático.

Se plantea una fachada ventilada con un revestimiento de listones cerámicos que actúa como piel polícroma, vibrante y capaz de activarse con la luz.
A partir de los colores base rojo y azul que distinguen los distintos volúmenes de la zona juvenil y de adultos, se propone una gradación de tonos y colores (pudiéndose retro iluminarse) y superpuestos a una base neutra.
Se persigue una impresión visual de oscilación, de casi desmaterialización y que parece variar con el movimiento del observador.
Esta solución de fachada ventilada con los listones cerámicos, fijados a una subestructura de soporte y sobre un aislamiento térmico exterior a la hoja de cerramiento portante, constituye una solución viable económicamente, con un alto grado de comportamiento energético y que continua con la tradición de cerramientos cerámicos que caracteriza el desarrollo de barrios como el de Villaverde.
Una piel cerámica eso si, vibrante, cambiante y ligera.